Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Sujeto con nutrido prontuario fue enviado a prisión preventiva

A la cárcel padre que obligó a beber a su hija para abusarla sexualmente

policial
12/08/2017 a las 20:31

Los hechos ocurrieron la noche del jueves, cuando el imputado le realizó tocaciones a la menor, señalándole que le pertenecía y que le pagaría por mantener relaciones sexuales con él. Luego la amenazó a ella y a su madre con un cuchillo.

Estremecedores detalles se ventilaron ayer en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas tras la detención de un hombre de 36 años, quien fue denunciado por intentar mantener relaciones sexuales con su propia hija tras obligarla a ingerir bebidas alcohólicas.
De acuerdo a los antecedentes expuestos en la audiencia por la fiscal Rina Blanco, los hechos se gestaron al interior del domicilio del imputado F.U.M. en el sector de Río Seco, cuando alrededor de las 21 horas del pasado jueves, en circunstancias que su hija de 14 años se encontraba en la vivienda que comparte con sus padres y una hermana, su padre en estado de ebriedad comenzó a realizarle diversas tocaciones en sus partes íntimas, obligándola a que bebiera alcohol a pesar de su negativa. Ante esto comenzó a ejercer fuerza sobre ella, expresándole que “tú eres mía y hago lo quiera contigo, te puedo pagar para tener relaciones sexuales contigo”.
En esos instantes, la madre de la menor alcanzó a presenciar estos hechos, encarando al sujeto para que suelte a su hija. Fue en ese momento cuando el imputado tomó un cuchillo para amenazarlas de muerte. La menor logró escapar, mientras la madre logró refugiarse en una de las habitaciones. “Te voy a matar, te voy a matar”, le gritaba el hombre, quien al momento de escuchar llorar a su otra hija, de 5 años, abandonó la propiedad.
Con estos antecedentes al imputado se le formalizó por el delito de abuso sexual en contexto de violencia intrafamiliar y en el mismo contexto el de amenazas en contra de su pareja.
La fiscal Rina Blanco solicitó la prisión preventiva, y a pesar que el abogado defensor Guillermo Ibacache se opuso a la medida privativa de libertad, el juez Pablo Miño acogió la petición del Ministerio Público decretando la cautelar por el plazo de 60 días para el cierre de la investigación.
Madre de la menor
En la audiencia se dio a conocer la declaración de la madre de la menor víctima, quien señaló que “en el mes de marzo de este año me vine a vivir a Punta Arenas con mi grupo familiar compuesto con mis dos hijas y mi pareja. Esto comenzó alrededor de las 10 horas de la mañana del jueves cuando (el imputado) comenzó a tomar cerveza, pero más tarde comenzó a tomar ron y pisco, y ya se veía que estaba ebrio. Fui a hacer dormir a mi hija menor a su pieza y escuché que mi pareja le decía a mi hija que quería tener sexo con ella y que le pertenecía, ofreciéndole dinero a cambio de sexo, además invitándola a tomar alcohol. Al llegar al living lo vi que la tenía del cuello y le dije que la suelte, que se de cuenta que era su hija. En un momento logró zafarse de su padre y salió donde una vecina a pedir ayuda. Yo me fui a encerrar con mi hija menor, pero logró entrar y al ver que estaba con mi celular intentando llamar, me amenazó con un cuchillo, le dije que se tranquilice porque estaba nuestra hija muy asustada, pero insistía en matarme y ahí mi hija se puso a llorar y él le pidió perdón y salió de la casa en dirección desconocida. Después me encontré con mi otra hija, que ya estaba con Carabineros. Ahí dije que cuando toma alcohol se pone muy agresivo, pero lo que más me asustó era que quería tener sexo con su propia hija, eso es algo terrible”.
Testimonio de la menor
La menor de 14 años relató que “mi papá de muy temprano comenzó a tomar, siguió tomando hasta la tarde y en la noche me obligó a bailar con él. Empezó a tocarme por todas partes, me obligó a tomar alcohol y yo hacía que tomaba de su vaso. Me tomó de las dos manos, le dije que no quería y me tomó con sus brazos y me dijo que era de él, ahí entró mi mamá y me soltó del cuello. Mientras estaban en eso logré salir de mi casa y salí a pedir ayuda, donde se llamó a Carabineros. La semana pasada me golpeó y me tiró contra la pared, no denuncié por miedo y mi mamá tampoco lo denuncia por miedo, mi papá es de esos que si tiene que matar a alguien por un cigarro lo hace, además la amenaza con que no le tiene que pasar nada ya que está embarazada actualmente”.
El imputado mantiene antecedentes anteriores por delitos de robos, robo con intimidación, robo por sorpresa, robo con violencia, lesiones graves y hurtos en las ciudades de Osorno y Valdivia.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD